Nuevo logo de 360bs en Barcelona BMX shop
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tipos de sillín BMX. Mucho más que el asiento de tu bici

Bicicleta BMX colorida con cuadro morado, llantas negras y sillín BMX cómodo, expuesta frente a una pared con fotos de acción de ciclistas BMX al fondo.

Tabla de Contenidos

¿Es el sillín BMX el componente más cómodo de tu bici? Posiblemente no. Pero hay una buena razón para ello. 

En BMX el sillín se utiliza mucho más que para sentarte. Sujetar la bici con las piernas, hacer trucos sobre el sillín…  elegir el tuyo es un viaje emocionante y en 360bs vamos a contarte todo lo que necesitas saber para que tu nuevo sillín BMX te haga rodar en la gloria. 

¿Tres tipos de sillines? La variedad de un ajuste perfecto

Decir que el mundo del sillín BMX es una jungla es un poco exagerado. Pero eso no significa que no tengas dónde elegir. 

¿Te gusta inclinar tu sillín BMX o prefieres ajustarlo una vez y no tener que volver a tocarlo?

En BMX hay tres tipos principales de sillines diseñados para resistir tus saltos y aterrizajes épicos. Sí, has oído bien, ¡tres! ¿Cómo funciona cada uno de ellos?

Sillín Combo: la combinación perfecta (o no)

Si te va la comodidad de hacer las cosas solo una vez, el sillín BMX combo podría ser tu tipo ideal.

En este tipo de sillín BMX la tija y el asiento forman parte de la misma pieza. Inseparables.

No tendrás que ajustar ni mover nada, aunque tampoco podrás personalizar la posición de tu sillín.

Eso sí, posiblemente es el tipo de sillín BMX más ligero. 

Sillín Pivotal: a tu medida

¿Te gusta personalizar tu bici al máximo? 

En este tipo de sillín BMX la tija y el asiento son dos piezas independientes que se unen mediante un tornillo al que se accede desde la parte superior del sillín. El sillín pivotal tiene un sistema de estrías en la tija y el asiento con el que puedes ajustar el ángulo de inclinación como un auténtico maestro de los trucos BMX. ¡Arriba, abajo, inclinado o plano, tú decides! 

Con este tipo de sillín BMX puedes darle rienda suelta a tu creatividad y combinar diferentes colores y diseños de tijas! ¿Quién ha dicho que no se puede tener estilo mientras haces trucos?

Sillín Tripod: tripe diversión

Los tres puntos de apoyo del sillín BMX Tripod están preparados para todos los trucos y movimientos que se te pasen por la cabeza. 

Este tipo de sillín BMX también se compone de dos piezas: la tija y el asiento van por separado y su peculiaridad es que la tija acaba en tres puntos de apoyo.

Montarlo puede ser un poco más desafiante que dominar un truco nuevo, ¡pero quién dijo miedo! Con dos puntos de anclaje atrás y uno delante, este sillín ofrece un montaje limpio y elegante. 

Puedes variar la inclinación, pero no moverlo. 

Es uno de los sistemas más novedosos y estables del mercado. 

La pregunta del millón: ¿Por qué los sillines BMX son tan duros?

Primer plano de un sillín de BMX negro con el logotipo de Expert y emblemas blancos, sostenido por una mano, con una bicicleta BMX desenfocada al fondo.

Los sillines BMX no están pensados para que te sientes cómodamente a disfrutar de un plácido paseo en bici. 

Son delgados, estrechos y están fabricados en plástico ligero. 

Hay varias razones para esto: 

La primera es que el sillín BMX es una pieza más que tiene que contribuir a crear una bici muy ligera y manejable, así que se utiliza plástico para su construcción.

Pero, además, debes tener en cuenta que las bicis BMX no están pensadas para rodar sentado sobre ellas, sino para hacer trucos, saltos y piruetas.

La forma del sillín BMX está pensada especialmente para que puedas sujetar la bici entre las piernas cuando está en el aire, así como para proteger tus valientes posaderas cuando aterrizas en esos kickers enormes. 

Si su forma fuese más chata o sus acolchados más gruesos, sin duda sería un sillín muy cómodo, pero hacer trucos sería mucho más difícil. 

Montar tu sillín BMX: un puzle en el que todo encaja

Ahora que sabes qué tipos de sillín BMX existen, necesitas un sistema para montarlo en tu bici favorita. 

Aquí tienes los pasos básicos para disfrutar de tu nuevo sillín. 

  1. Elige tu estilo. Pivotal, combo, tripod… Elige tu sillín favorito y asegúrate de seguir las indicaciones del fabricante a la hora de montarlo. 
  2. El tamaño aquí sí importa. Antes de elegir una tija para tu sillín BMX, mide el  diámetro interior del tubo del cuadro de tu BMX. Elegir bien la tija es vital si quieres que tu sillín sea seguro y el montaje no te de problemas. 
  3. Ojo a la abrazadera. Si tu cuadro no tiene una abrazadera de sillín integrada, no te preocupes. Simplemente afloja la abrazadera con una llave hexagonal, deslízala sobre el tubo de sillín y asegúrala.
  4. Ajusta el Ángulo. ¿Te gusta llevar el sillín un poco inclinado hacia delante para hacer más épicos tus saltos? ¿Prefieres llevarlo plano para los trucos de equilibrio? Elige tu inclinación favorita y configura la posición perfecta para rodar cómodo.
  5. ¡Grasa a raudales! Engrasar la tija y los tornillos antes de la instalación te hará más fácil el montaje y hará que el sillín BMX de tu bici aguante mucho tus entrenamientos más intensos. 

Desde los elegantes sillines pivotales hasta los novedosos sillines tripod, hay un sillín BMX perfecto para cada rider

Un buen sillín BMX puede ser tu compañero perfecto, tu aliado en los aterrizajes y marcar un estilo único. 

Sea cual sea el que elijas, móntalo con seguridad con esta miniguía y lánzate a practicar tus trucos favoritos. 

Cuéntanos: ¿cuál es tu tipo de sillín BMX favorito?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate a la Newsletter y obtén un 10% de descuerno

Y tú ¿VIENES?

Verificado independientemente
196 reseñas
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 🤟 ¿Necesitas ayuda?